Buscar

¿Cómo hago mi propia composta?


Podemos aprovechar los deshechos orgánicos que generamos para devolverlos a la tierra | Freepik

En México, diariamente se generan más de 110 millones de kilos de basura, de los cuales el 40% corresponde a desechos orgánicos que deberían ser reciclados. Hacer composta ayuda a lograrlo y mantiene estos desechos fuera de los vertederos donde ocupan espacio y liberan metano, un potente gas de invernadero. 43% de los desechos en México se generan en casa.


Haz composta en tu casa o depa


Si pensabas que para compostear necesitabas tener un jardín, tenemos buenas noticias, puedes comenzar donde sea. Si vives en un depa, solo necesitas una bolsa o un bote para basura. Si eres afortunado de tener un jardín o terraza, comienza en un montón de tierra o en un hoyo. La puedes hacer en una caja de madera, como un guacal.


Manos a la obra


Prepara la mezcla

Tu composta debe tener cuatro elementos:

Marrones. Es la mezcla de hojas secas, ramas, aserrín, pedazos de madera y periódico triturado.Verdes. Restos orgánicos, hierba, residuos vegetales.Tierra. Esta dará cuerpo a las mezclas anteriores.Agua. Tener la cantidad adecuada de agua, verdes y marrones es la premisa básica de la composta


NOTA: Tu montoncito de composta debe tener la misma cantidad de marrones y verdes.

Prepara el lugar


En jardín: seleccione un lugar seco con sombra, pero con acceso a una fuente de agua y cava un hoyo. El tamaño dependerá de la cantidad de composta que vas a hacer.


Dentro de casa: selecciona un bote de basura del tamaño de la composta que piensas hacer. Haz hoyitos de menos de un centímetro en la parte inferior y a los lados del mismo. Coloca el bote dentro de otro de mayor tamaño, separado por un ladriso en la parte inferior. Esto ayudará a la ventilación. Rodea el ladrillo con una capa de madera, y ramitas. Envuelve el bote que contiene la composta para mantenerla caliente.


Empieza a compostear

Paso 1. La capa inferior debe ser de ramas y trozos de madera, esto ayudará a la ventilación.

Paso 2. Alterna las capas de desecho de jardín con los restos de comida, colocando una capa de tierra entre ellas. Mantén húmeda la mezcla y revuélvela cada dos semanas.

Paso 3. Cubre la composta con lona o tapa para mantenerla húmeda y caliente.


Lista para usarse

Durante la época de primavera y verano tu composta tardará tres meses en estar lista, en invierno el tiempo se extiende a seis meses.

Para saber si está lista, toma un puño y observa su color. Deberá ser obscura y no observarás nada de lo depositado, excepto los trozos de ramas.

La composta se aplica una vez al año. Agrega lombrices de tierra donde vayas a poner la composta, para que se oxigene a través de los túneles que cavan.

Si no usas la composta, puedes guardarla en bolsas cerradas herméticamente.


Consejos de experto
Trata de controlar la exposición al sol para mantener la humedad. Si notas olor a amoníaco, significa que hay demasiada mezcla verde y poca marrón. Puedes agregar hojas secas.Si notas un olor a podrido, significa que hay demasiada humedad y poco oxígeno. Añade materia seca.Para evitar moscas y mosquitos de fruta entierra un poco los restos de cocina.

¿Qué sí y qué no compostar?



0 vistas

"El sol no cobra factura"